La alhucema es una planta conocida por su profundo aroma, especialmente en las flores, que poseen un aceite muy volátil llamado lavanda. En la antigüedad, era conocida como una de las principales hierbas usadas por griegos, egipcios y romanos en sus baños con fines de curar condiciones mentales y como terapia de relajación, pero tiene muchos más beneficios.

Como remedio, tiene innumerables aplicaciones, tanto así, que es recomendada para combatir los vértigos, leucorrea, la parálisis de la lengua, aliviar los cólicos, quitar la ansiedad, mejorar la depresión, eliminar molestias estomacales y tratar el insomnio.

planta medicinal para reumatismoSu té es aconsejable para el dolor de cabeza, dolor de garganta, tos, tos ferina, faringitis, laringitis y asma. Tanto en tés como en forma de aceite, esta hierba calma el sistema nervioso y facilita el buen sueño.

Se ha comprobado que es una planta tónica, anti microbiana, anti espasmódica y diurética, por ello es indicada en casos de cistitis e inflamaciones en las vías urinarias, mientras que su uso externo es apropiado contra los dolores del reumatismo.

El té de lavanda o alhucema puede ser hecho remojando de 1 a 2 cucharditas de hojas secas durante 15 minutos en una taza de agua hirviendo. En forma de extracto líquido, no más que 60 gotas deberían ser tomadas en un día y antes de ingerirla, deberías leer la etiqueta de producto y hablar de la dosis con un abastecedor calificado en asistencia médica.

Quién no debe usar la alhucema: No hay suficientes pruebas científicas para recomendar, sin peligro, la alhucema en menores de 18 años, porque si es bebida tiene el potencial de incrementar el riesgo de sangrado.

Por eso, si alguien sufre de un desorden de sangrado o toma medicación que puede aumentarlo, hay que beber alhucema con precaución. También hay medicaciones a considerarse, antes de usar la planta.

Efectos secundarios: Son raros, pero pueden incluir una erupción suave, sensibilidad al sol y cambios de la pigmentación de piel. La somnolencia, la náusea, la pérdida de apetito, dolor de cabeza, y estreñimiento también son posibles en algunas personas, en tanto, que la confusión puede ocurrir después de ingerir dosis grandes de alhucema o alcohol perillyl (que es extraído de la lavanda).